Silencio en amor | Octavius Winslow

Descansará en Su amor.
SOFONÍAS 3:17

La lectura marginal del pasaje es sumamente bella y expresiva: «Callará de Su amor». La ira divina guarda silencio, porque el amor la ha acallado. La justicia divina guarda silencio, porque el amor la ha satisfecho. El pecado guarda silencio, porque el amor lo ha condenado. Satanás guarda silencio, porque el amor lo ha vencido. El amor de Dios ha silenciado toda voz excepto la suya. Cuando se presentó una acusación contra una pobre pecadora en presencia de Jesús y se le pidió que juzgara el caso, se registra que se inclinó «y con Su dedo escribió en el suelo», como si no los hubiera oído (Jn. 8:6). Guardó silencio debido a Su amor. ¿Y nosotros no tenemos acusadores? Ah, sí, muchos y justos. La conciencia acusa, Satanás acusa, el pecado acusa, el mundo acusa, pero Jesús no acusa: Él calla por Su amor. Ellos condenan de manera fuerte, feroz y justa, pero Él nunca condena. «Y de nuevo se inclinó y escribió en el suelo». Ni una palabra de condena salió de Sus labios. Había sido agraviado, se había pecado contra Él, Su propia ley santa había sido quebrantada, y los testigos, muchos y malignos, están allí para testificar en verdad contra la pecadora, pero Jesús calla, y calla en Su amor.

Share this...

Deja un comentario