Sea nuestro hablar e interior de agrado para DIOS

Salmos 19:14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.

A lo largo del Salmo se explica como la creación logra cumplir con el propósito establecido por DIOS. La creación logra agradar a nuestro SEÑOR y el resultado de esto es, que cada cosa creada da por sentado la gloria de nuestro gran DIOS. Es por esta razón que debemos de meditar o cuestionarnos si también nosotros estamos haciendo lo mismo ¿Estaremos glorificando a DIOS en medio de cualquier circunstancia? ¿Consideramos el agradar a DIOS diariamente a través de nuestra vida diaria? Las últimas palabras del salmista son exactamente esas Salmos 19:14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío. No podemos dejar de ver la claridad del entendimiento del salmista en cuanto a su posición como criatura e hijo de DIOS. La importancia de ser edificantes a través de nuestro hablar en un mundo perdido y necesitado de arrepentimiento para salvación de DIOS debe de estar claro para nosotros, procuremos ser gratos no solo en nuestro hablar sino también en nuestro interior para el SEÑOR mientras estemos con vida en este su mundo.

 

Share this...

Deja un comentario