Salmo 77:2 ¿El Consuelo de quien vendrá?

Salmo 77:2 Cuando estoy angustiado, recurro al Señor; sin cesar elevo mis manos por las noches, pero me niego a recibir consuelo. NVI

Las dificultades de la vida pueden ser muchas, pueden cegarnos y hacernos ver bien mal o pueden demostrarnos que nos encontramos en demasiada debilidad, también pueden enseñarnos, que estamos haciendo mal, y es en esto en lo que debemos de ocupar nuestra mente y fuerzas.

* Cuando estoy angustiado, recurro al Señor En medio de la angustia, este salmista demostraba a quien recurría, atraves de esto nos hace saber que no existe consolador mas que Él SEÑOR, Él es nuestra fortaleza Salmo 18:1 cuan necesario es entender que Él mismo SEÑOR sera quien de consuelo a todos sus escogidos Apocalipsis 21:4.

En nuestro caso, en medio de la angustia que puede ser causada por un duelo, se puede buscar al SEÑOR, este salmista dice que recurría al SEÑOR, en medio de su situación, pueden ser momentos de mucha angustia y dolor, desespero y quebranto pero ¿A quien hemos de recurrir?. Al decir que eleva sus manos por las noches sin cesar, es un indicio de que tenia insomnio y pasaba orando durante su aflicción, es un indicio de que su única necesidad era el SEÑOR, porque dice: pero me niego a recibir consuelo, dando a entender quien era su único consuelo.

Aunque el desanimo sea enorme y embargue, y aunque no tengamos fuerzas para rogar por consuelo al SEÑOR, hay que hacerlo en medio de la debilidad y la falta de ánimos, considerando nuevamente sus ultimas palabras: pero me niego a recibir consuelo, demuestra que no quería consuelo humano, estaba deseoso de consuelo divino, en esto su entendimiento era y es que no hay mejor consuelo que el del SEÑOR.

¿Y a nosotros, de quien vendrá nuestro consuelo?

Share this...

Deja un comentario