¡No al molde del mundo!

Romanos 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Es fundamental tener presente quienes somos en todo momento; la auténtica naturaleza cristiana no demuestra variación independientemente de las situaciones por las que estemos transcurriendo. Analicemos si estamos viviendo de forma que agrade a DIOS. No somos llamados a dar tregua al confort, nuestra tarea es a diario. Si es cierto que Cristo ha hecho una transformación en nosotros, demostremos con creces verdadera la fe que profesamos; no temiendo el rechazo del mundo, sino de manera contundente afirmando al mundo que vivimos dispuestos a ser rechazados con tal de hacer entender nuestro nuevo hábitat proporcionado por DIOS.

Share this...

Deja un comentario