La amargura no es una opción para el creyente

Efesios 4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.

El apóstol Pablo dirige a los que viven en Cristo hacia un mandamiento que pareciera muchas veces no tener ningún tipo de efecto en cada uno de nosotros, cuando deberíamos de tomar un alto cuidado, sobre este mandato, porque la amargura si lograre brotar nos hará vivir de forma enojada, con ira, griterías y maledicencias, si esto es permitido en nosotros, tomemos en cuenta que el nombre de nuestro SEÑOR ha sido manchado por causa de nuestra mala manera de vivir, hacemos ver que Su obra no es real y que ha sido un total fraude, consideremos que los mandatos del SEÑOR no son simples y sin cuidado, sino que son para dar fortaleza, capacidad, y veracidad de Su obra, no desechemos el mandamiento, abracémoslo, viviendo con suma atención de el, tengámoslo muy presente, veamos al testimonio de aquel que todo lo dio, no teniendo  razón alguna por parte nuestra para hacerlo.

Romanos 5:8 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. 

Share this...

Deja un comentario