Fe que da vida

Habacuc 2:4 He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.

Habacuc capítulo 2 versículo 4  nos dice que todo ser humano que no ande en los caminos rectos del SEÑOR es en sí un orgulloso, ya que afirma no necesitar de Él. La dificultad está en que todos los seres humanos estamos impregnados de orgullo, lo cual nos coloca en completa desventaja. Aunque podemos alardear de ser humildes, tenemos que considerar que detrás de este alarde estamos demostrando súbitamente nuestro orgullo; debemos de concientizar de que la humildad no hará alarde de sí misma. Y, en cuanto a nuestra fe en el SEÑOR es importante aseverar de ella llena de palabras y acciones y no meramente de palabras que carecen de acciones. Es crucial demostrar una verdadera fe cimentada en nuestro SEÑOR, porque solo a través de la fe en Jesucristo todo hombre vivirá.

Share this...

Deja un comentario