Evidencias genuinas del amor

1 Juan 3:18 Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.

 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 1 Co 13:4-7 Es fundamental que se evidencie en nosotros lo que decimos ser, cada día nuestra obediencia a DIOS debe dar evidencias genuinas de que le pertenecemos y de que hemos nacido de Él; que sea notoria nuestra identidad con Cristo, que seamos enfáticos en nuestras creencias para que no se tenga en menosprecio a la palabra del SEÑOR. Decir que seguimos a Cristo nos debe de hacer semejantes a Él en toda práctica, que nuestros hechos den cabalidad de lo que decimos ser. 

Share this...

Deja un comentario