El cristiano es el más contento, pero el más insatisfecho 1 | Jeremiah Burroughs

Se puede decir de alguien que está contento de manera cristiana que es el hombre más contento del mundo y, sin embargo, el hombre más insatisfecho del mundo; estas dos cosas juntas son misteriosas. Digo que el hombre contento, así como es el más satisfecho, así mismo es el más insatisfecho del mundo. Nunca habrás aprendido el misterio del contentamiento a menos que se pueda decir de ti que, así como eres el hombre más contento, también eres el hombre más insatisfechos del mundo. Dirás: «¿Cómo es eso?» El hombre que ha aprendido el arte del contentamiento está más contento con cualquier condición baja que tenga en el mundo, pero no puede estar satisfecho con el disfrute de todo el mundo. Está contento si solo tiene la corteza [del mundo] (pan y agua). Es decir, si Dios dispone de él para las cosas del mundo que tenga solo pan y agua para su condición actual, puede estar satisfecho con la voluntad de Dios en ello. Sin embargo, si Dios le diera reinos e imperios, todo el mundo para gobernar, si se lo diera como su porción, no estaría satisfecho con ello.

Share this...

Deja un comentario