Ejemplo de nuestra vida en este mundo | Jeremiah Burroughs

Cuando estás en el mar, aunque no tienes esas muchas cosas que tienes en casa, no te preocupas por ello; estás contento. ¿Por qué? Porque estás en el mar. No te preocupas por las tormentas que surgen. Y aunque muchas cosas son distintas de las que tendrías en casa, todavía estás tranquilo por el hecho de que estás en el mar. Cuando los marineros están en el mar, no les importa la ropa que tienen, aunque estén llenos de brea y tengan solo un trapo sobre sus cuellos y cualquier ropa vieja. En cambio, cuándo vuelvan a casa, ellos piensan que tendrán sus medias de seda, trajes elegantes, bandas atadas y cosas similares, y estarán muy bien. Así que están contentos mientras están en el mar en el extranjero con el pensamiento de que será diferente cuando vuelvan a casa. Y aunque no tengan nada más que carne salada y un poco de comida dura, cuando vengan a sus casas, tendrán cualquier cosa que quieran. Por lo tanto, debería ocurrir de esta manera con nosotros en este mundo. Porque la verdad es que todos estamos en este mundo no más como marineros, llevados arriba y hacia abajo por las olas del mar de este mundo, y nuestro refugio es el cielo. Somos viajeros aquí, pero nuestro hogar es un hogar distante en otro mundo.

Share this...

Deja un comentario