Efesios 2:14 El Señor nuestra paz.

Efesios 2:14 Porque Él es nuestra paz.

Cuales son las consideraciones para decir que Él es nuestra paz, ¿Hemos meditado en esto?. Es preciso tener presente que decir esto en solamente palabras no es indicio, de que sea realmente nuestra paz, todo debe y tiene su coherencia.

En primer lugar, debemos tener siempre presente la gran verdad esencial de que. Cristo no solamente puede hacer paz, darnos paz, y transferir Su paz como un precioso legado, sino que, Jesús mismo es nuestra paz. “Cristo es nuestra paz.” Este pensamiento nos eleva por encima de un mero dogma, a una persona -por encima de la verdad de Cristo, a Cristo mismo. DIOS dice del pecador que discrepa con Él -“Que él acuda a mi fortaleza, para que haga la paz conmigo, que conmigo haga la paz Isaias 27:5”. Ahora “Cristo es poder de DIOS 1 Corintios 1:24”, o, la fortaleza de DIOS, apoderándose de quienes en fe estamos en “paz para con DIOS por medio de nuestro Señor Jesucristo Romanos 5:1”. Por este motivo la expresión tan general, “él hizo su paz con DIOS”, como se aplica a muchos que salen de este mundo sin ninguna prueba Bíblica de conversión, involucra una ilusión espantosa y error fatal. El pecador no puede por si mismo hacer su paz con DIOS. Cristo ha hecho ya paz, o mas bien, Cristo es, Él mismo nuestra paz; y hasta que creamos en Cristo, y hayamos recibido a Cristo, nuestra paz de la que hacemos alarde es falsa -es paz, no de vida sino de muerte- la paz de Satanás, fácilmente concebida, no la “paz de DIOS, que sobrepasa todo entendimiento.

Si, Jesús es nuestra paz. Él se paro en la brecha, llevo el pecado, soporto la cruz, y sufrió la condenación. Sobre Él cayo el golpe que doblego su santa alma en angustia en la tierra, y que también, aseguro nuestra reconciliación con DIOS.

1 Timoteo 2:5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.
Isaías 9:6 Príncipe de Paz.

Octavius Winslow
El Señor mi porción.
Adaptado. 

Share this...

Deja un comentario