Duelo anticipado en las Escrituras

El ser humano reacciona ante las dificultades de impotencia con dolor profundo. lo cual, en muchas ocasiones es considerado absurdo o malo por parte de muchos. El problema de desconocimiento da este tipo de pensamientos en los demás que llevan a serios problemas a todos aquellos que comienzan a experimentar aflicción antes de que la muerte de un familiar se dé por consumada; la demostración de angustia sin haber fallecido el ser querido es mejor conocido como duelo anticipado. A la luz de las escrituras y según nos reflejan ellas mismas el proceso de desconsuelo prematuro es algo normal y que no está prohibido expresar a través de diversos sentimientos o emociones. Siempre y cuando no conlleven al pecado.

El capítulo 12 de 2 Samuel relata la historia del rey David atravesando la difícil situación de enfrentar el fallecimiento de su primer hijo con Betsabé. Previo a ese acontecimiento vemos a DIOS enviando a su profeta Natán a reprender al rey David por razones de adulterio con Betsabé, pero lamentablemente él actúa de forma bastante incongruente ante el hecho cometido y prefiriendo no confrontar procede a dar muerte a un inocente: Urías (esposo de Betsabé), esto por el íntimo deseo de ocultar una mala imagen que podía producir el embarazo por infidelidad. La represión por parte de DIOS recae sobre la salud del pequeño descendiente concebido y la sentencia es dictada a través de los labios de Natán: 2 Samuel 12:14 el hijo que te ha nacido ciertamente morirá. El fin del niño era irremisible y es aquí donde nacen las hermosas palabras del salmo 51 del rey David y por causa de esta noticia él realiza duelo sin haberse consumado el fallecer del bebé.

Podemos notar que el acontecimiento que está por ocurrir al hijo del rey David le produce no solo sufrimiento y arrepentimiento sino que vienen otras causas detrás. Las cuales describiremos y explicaremos; ya que todas ellas son importantes para lograr un mejor entendimiento de lo que se experimenta en el duelo.

Verso 16 nos dice que David ayunó:  El rey David no deseaba comer, su apetito se había ido (su vientre se había cerrado) y pasó en este estado por más de un día (verso 20).

Verso 16 pasó la noche acostado en tierra: Es notable en este versículo que David no deseó bañarse ni limpiarse por varios días (verso 20).

Verso 17 fueron a él para hacerlo levantar de la tierra; mas él no quiso: En estas circunstancias las fuerzas pueden faltar y ocasionar un alto desánimo y aunque personas pretendan animarle a la verdad, la persona puede resistirse a tal situación.

Dados a conocer los padecimientos reflejados en el pasaje bíblico, pasemos ahora a observar los siguientes versículos en los cuales veremos la respuesta por parte del rey David una vez consumado el fallecimiento. Lo que prosigue es lo que se conoce como adaptación o aceptación de la separación del ser querido. Aunque parezca extraña la reacción por parte del rey David, comprendamos que no lo es, porque es preciso que captemos este punto como el desenlace. La suma preocupación por el enfermo no se ha ido del todo, pero la anticipación del duelo ha logrado dar buen avance a esta nueva etapa (adaptación o aceptación).

Tenemos que saber que las complicaciones que se presentan en una persona no solamente son estas. Sin embargo, nos limitaremos únicamente a las que están en el ejemplo que hemos decidido tomar. Es vital que estemos familiarizados con las escrituras; es lo más sabio, ya que en ellas existe medicina para un alma llena de angustia.

Verso 18 Y al séptimo día murió el niño…….Verso 19 Mas David, viendo a sus siervos hablar entre sí, entendió que el niño había muerto…….. Verso 20 Entonces David se levantó de la tierra, y se lavó y se ungió, y cambió sus ropas, y entró a la casa de Jehová, y adoró. Después vino a su casa, y pidió, y le pusieron pan, y comió.

El rey David estuvo suplicando misericordia para su hijo y al percibir a través de sus siervos el resultado, su proceder es totalmente anormal en consideración con los hechos, pero el Rey había realizado su duelo (lo cual desconocían sus sirvientes) 2 Samuel 12:21 Y le dijeron sus siervos: ¿Qué es esto que has hecho? Por el niño, viviendo aún, ayunabas y llorabas; y muerto él, te levantaste y comiste pan. Cuando el proceso del dolor es bien efectuado el resultado es favorable; no es que el individuo deja de sentir, sino que resulta ser más fortalecido o preparado hacia la aceptación de la nueva etapa. 2 Samuel 12:23 Mas ahora que ha muerto, ¿para qué he de ayunar? ¿Podré yo hacerle volver? Yo voy a él, más él no volverá a mí.

Para concluir, tomemos en cuenta que las escrituras no son ajenas a presentar algunas reacciones que experimentamos los seres humanos, si no más bien observemos que están a la vista nuestra y que DIOS quiere mostrarnos que no es ajeno a las emociones o sentimientos que presentamos. Así que, debemos tomar conciencia que cuya palabra desde muchos años atrás está dándonos enseñanzas cruciales que pasamos de lejos y debemos tomar con seriedad.

Proverbios 2:6 Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.

Share this...

Deja un comentario