Diferentes fines de la aflicción de los piadosos e impíos 2 | Timothy Rogers

“Las aflicciones —como alguien dijo— son comunes a los buenos y a los malos, como la entrada en el fondo del mar fue para los israelitas y los egipcios”. Pero los israelitas, conducidos por una nube y una columna de fuego, fueron iluminados y asegurados, y pasaron con seguridad, y salieron alabando a Dios. Pero para los egipcios, esta nube que los separaba estaba llena de tinieblas, y fueron ahogados en las olas, mientras que los demás quedaron en tierra firme. Así que Dios consuela a Su pueblo con la luz de Su Palabra y el apoyo de la esperanza de Sus santas promesas, mientras que los impíos son finalmente tragados por la tristeza y la desesperación. Los justos caen y se levantan de nuevo, pero los pies de los impíos tropiezan en montes de oscuridad y nunca más se levantan.

Share this...

Deja un comentario