De la multitud de pecados cosecharemos

Salmos 40:12 Porque me han rodeado males sin número; Me han alcanzado mis maldades, y no puedo levantar la vista. Se han aumentado más que los cabellos de mi cabeza, y mi corazón me falla.

El salmista está hablando de pecados del pasado que, aunque fueron perdonados por el SEÑOR, está cosechando las consecuencias, debemos de ver que dice Me han alcanzado mis maldades. Por lo que de igual forma el resultado es el mismo para nosotros, las secuelas que queden de nuestros pecados antes de nuestra conversión en Cristo, llegaran a alcanzarnos en algún momento, no podemos decir o afirmar el momento o tiempo, pero en su debida ocasión llegaran, al igual que el salmista llegaran a avergonzarnos los hechos de nuestra anterior forma de vivir y no puedo levantar la vista. Pero aun así no debemos de claudicar, aunque se aumente la presión delante nuestro. Roguemos al SEÑOR para que nos ayude a mantenernos firmes, aunque nuestros males pasados sean incontables para nosotros.

Salmos 40:13-14 Quieras, oh Jehová, librarme; Jehová, apresúrate a socorrerme. Sean avergonzados y confundidos a una Los que buscan mi vida para destruirla. Vuelvan atrás y avergüéncense Los que mi mal desean.

Share this...

Deja un comentario