Crecimiento de la gracia en nosotros | Octavius Winslow

Esto también deseamos, vuestra perfección.
2 CORINTIOS 13:9

Busca mayores grados de gracia. Que tu estándar sea el más alto y tu objetivo el más elevado. No pongas límite a lo que Dios no ha limitado. Nunca dejes de esperar hasta que Él deje de dar. Si estás satisfecho con tu actual medida de gracia, peor señal no podrías tener. Contentarse con estar inmóvil en la vida divina te coloca en una posición dudosa. Una propiedad esencial de la gracia es que crece. Es la semilla inmortal de Dios, y debe, por su propia naturaleza, germinar. Si tu fe no aumenta, aumentarán tus dudas; y si tu gracia no se fortalece, se fortalecerán tus temores. Llena la medida con trigo puro, como se ha dicho, y no habrá lugar para la paja. Apunta a principios elevados, si deseas una práctica elevada. Los principios bajos conducen invariablemente a una práctica baja. Cuídate de lo que tiende a deteriorar el vigor de tu gracia. Cuídate de los pecados que te acosan, de tus mayores debilidades, de tus más fuertes tentaciones. Cuídate de tu propio corazón, cuídate de la confianza en ti mismo, cuídate de idolatrar las criaturas, cuídate del mundo. Cuídate también de cualquier descuido de los medios de gracia. Dios ha designado sus canales de transmisión. Tengan cuidado de despreciar alguno de ellos. Un santuario descuidado, un trono de gracia abandonado, una Biblia no leída, pronto traerán debilidad a tu alma. Dios ha ordenado tanto los medios de gracia como ha designado la gracia de los medios.

Share this...

Deja un comentario