Consideraciones para un noviazgo cristiano

Por dónde empezar

En la vida de muchos que se dicen cristianos (seguidores de Cristo) no es costumbre tomar muy en serio los consejos bíblicos ni tampoco analizarlos o pensar tan siquiera en ellos. La Escritura nos dice mucho sobre como seleccionar o escoger amistades y de cómo debemos de entender sobre cómo debe ser una relación, el desconocimiento sobre el consejo bíblico es inmenso y además por causa de esto se acarrean demasiadas consecuencias, se entiende que en muchos que no examinan de forma coherente a la luz de las escrituras lo que deben buscar en una pareja, terminan su relación demasiado pronto y con muchas dudas por delante. Los jóvenes o adultos solteros necesitan ver a la biblia para poder entender que se debe ver y como debe de ser un pretendiente, además de esto es importante que entienda que su mejor herramienta es la aplicación genuina del conocimiento bíblico a su vida personal, todo aquel que desee iniciar una relación ya sea de amistad o para un noviazgo tiene que ver el consejo de DIOS.

Proverbios 15:17 Mejor es la comida de legumbres donde hay amor, Que de buey engordado donde hay odio.

Lo más común del desconocimiento

Cuando una relación se inicia se ha visto que la selección se da por atracción física, placer y sentimientos compulsivos y en otras ocasiones por intereses económicos, no se busca algo con mas raciocinio, solamente se utiliza la vista, cuando la situación es esta encontramos parejas o mejor dicho matrimonios demostrando odio entre ellos, tratando de destruirse el uno al otro, no importando las circunstancias, y en cuanto vemos tragedias, nos sorprende lo ocurrido, y es donde saltan las preguntas: ¿Qué pudo haber sucedido?, también comienzan las observaciones y críticas hacia cualquiera de los dos, sin embargo, no se piensa en un cuestionamiento sobre ¿Estaba capacitada la pareja para contraer matrimonio? ¿Tenían bases sólidas para concluir en matrimonio? Muy difícilmente las parejas que se casaron bajo estas circunstancias siguen casadas y si es así logran vivir un sufrimiento de nunca terminar, algunas otras parejas si logran conseguir ayuda y esto a través de la biblia y así mejorar la calidad de su matrimonio, es triste ver que muchos no tienen conocimiento de lo que buscan en alguna persona, también podemos atribuir esta falta de conocimiento al deber que los padres tienen en capacitar u orientar a sus hijos con anterioridad para que puedan tener bases concretas para elegir una pareja, saber determinar el tipo de persona para compartir; Sin la orientación pertinente serán débiles en conocimiento, si no les ayudamos a que aprendan a no ser guiados por atracción física, placer o sentimiento, es muy probable que sucumban, porque no han captado el verdadero sentido de su idolatría.

Isaías 44:19 No discurre para consigo, no tiene sentido ni entendimiento para decir: Parte de esto quemé en el fuego, y sobre sus brasas cocí pan, asé carne, y la comí. ¿Haré del resto de él una abominación? ¿Me postraré delante de un tronco de árbol?

 El camino que se debe continuar

Todo aquel que desea iniciar una relación de noviazgo tiene que buscar siempre orientación, se conoce que en muchos de los casos no se interesan por una capacitación biblica por falta de interés o porque se creen muy autosuficientes, este tipo de pensamientos siempre logra traer problemas en las parejas, tenemos que ver que creernos autosuficientes es índice de idolatría o no presentar interés en capacitarse biblicamente es índice no solo de idolatría sino también desprecio hacia aquellos que sí se encuentran capacitados para colaborar, cargar con este tipo de pensamientos genera demasiadas dificultades para razonar y a la vez no demuestra humildad lo cual es una característica cristiana, tiene que haber prudencia y modestia ya que es el testimonio de Cristo en toda relación el que siempre está por delante, considerar siempre en ver a las Escrituras o consultar un consejero bíblico o el pastor de la congregación es vital para esto cuando el desconocimiento apremia. Por tanto, el camino que se debe seguir es el de confiar plenamente en la capacitación bíblica, no se puede pretender como cristianos que somos iniciar una relación sin la orientación de aquel que consideramos nuestro padre, ni tampoco podemos rechazar a lo que la biblia tiene que decir porque sino estaríamos negando lo que decimos ser.

Mateo 12:50 Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre.

Share this...

Deja un comentario