Conociendo lo que pueden manejar | Jeremiah Burroughs

Al conocer sus propios corazones, saben lo que son capaces de manejar; y de esta manera llegan a estar contentos. Quizás el Señor les quite muchas comodidades que tenían antes, o les niegue algunas cosas que esperaban tener. Ahora bien, al conocer sus corazones, saben esto: que no eran capaces de manejar tal riqueza o que no eran capaces de manejar tal prosperidad. «Dios lo vio, y —una pobre alma dice— estoy en cierta medida convencido al mirar dentro de mi propio corazón que no era capaz de manejar tal condición». Un hombre desea codiciosamente aferrarse a más de lo que es capaz de manejar, y de esa manera se arruina. Como los hombres en el país observan, si abarrotan sus terrenos, las arruinarán rápidamente. Y por eso el labrador sabio que sabe cuánto soportará su terreno no se preocupa de que no tenga tanto suministro como otros. ¿Por qué? Porque sabe que no tiene suficiente terreno para un suministro tan grande, y eso lo tranquiliza.

Share this...

Deja un comentario