Basta a cada día su propio mal | Octavius Winslow

Basta a cada día su propio mal.
MATEO 6:34

Es un asunto de mucha importancia práctica el que tengas cuidado de anticiparte o adelantarte a la gracia prometida. Para cada circunstancia posible en la que te encuentres, la plenitud de Cristo y las provisiones del pacto están provistas. Esa provisión solo se da cuando ocurren las ocasiones para cuya historia fue provista. Cuídate de crear angustias adelantándote a ellas. Visto a través de la niebla, el objeto que avanza puede parecer gigantesco en tamaño y terrible en apariencia, pero la aflicción que tanto temes puede no llegar nunca. O viniendo, traerá con seguridad la «palabra hablada a su debido tiempo» (Pr. 15:23). La calamidad nunca viene sola en el caso de cada hijo de Dios, invariablemente trae a Jesús con ella.

Share this...

Deja un comentario