Suplicar por restauración

Salmo 80:3 Oh Dios, restáuranos; Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvos.

Si observamos bien, el salmista ruega por una restauración para ser salvos, de otra forma suplica por su gracia y mientras estemos con vida tendremos esperanza. Aunque si partimos la fe habrá desaparecido, la oportunidad la habremos desestimado. Tenemos que ser muy observadores a esto, ya que con frecuencia desestimamos las palabras del SEÑOR. Somos enseñados incansablemente sobre los ruegos de salvación y súplicas ardientes a las misericordias del SEÑOR. El ejemplo nos ha sido entregado a través de la palabra del SEÑOR ¿por qué desestimarlo? Clamemos según el salmista nos demuestra cómo hacerlo y no la tengamos en menosprecio.

Share this...

Deja un comentario