Salmo 37:1,5 Un destino y nada mas.

Salmo 37:1 No te impacientes a causa de los malignos, Ni tengas envidia de los que hacen iniquidad.2 Porque como hierba serán pronto cortados, Y como la hierba verde se secarán.

Salmo 37:5 Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará. 6 Exhibirá tu justicia como la luz, Y tu derecho como el mediodía.

En este salmo el rey David tenia muchas motivaciones para expresarse así, pues no es fácil estar en situaciones adversas, donde los que prosperan o cometen iniquidad, salen ilesos o están como si nada sucediera o fuera a sucederles.

Por eso el mismo hace ver las situaciones reales de todos aquellos que no siguen honestamente los caminos del Señor, en este mismo salmo el rey David demuestra que en tiempos de dificultad se puede y se debe confiar en DIOS, creyendo siempre en que Él hará su justicia.

No es necesario tomar la justicia de DIOS en nuestras manos, no es necesario hacer actos delincuentes donde la palabra de DIOS pareciera no tener ningún efecto en nosotros, es importante ponerla ante nosotros sin que ella sea violentada, así como el rey David considero la palabra de DIOS en todo momento, así debemos de hacer nosotros.

Share this...

Deja un comentario