Salmo 102:1-2 Clamor a un en la angustia

Salmo 102:1-2 Jehová, escucha mi oración, Y llegue a ti mi clamor. 2 No escondas de mí tu rostro en el día de mi angustia; Inclina a mí tu oído; Apresúrate a responderme el día que te invocare.

Aun en medio de la abrumadora aflicción podemos llegar a DIOS y gemir, rogar que nos escuche, aunque no lo creamos y no lo sintamos el SEÑOR siempre esta en medio de nuestras aflicciones, podemos sentirnos muy tristes, desanimados, desorientados, incapacitados ante cualquier situación que nos afliga grandemente pero debemos de saber que DIOS siempre esta enterado de nuestra situación.

Aunque el salmista se sentía solo, en medio de su ruego solicita al todopoderoso que le escuche, que lo vea, que este atento, y obviamente lo que todos deseamos en medio de las aflicciones una respuesta inmediata que nos de una solución inmediata.

Es obvio que podemos llegar a suplicar igual que el salmista y sentirnos de la misma forma sin embargo aunque no tengamos respuesta alguna sepamos y tengamos presente que DIOS siempre esta ahí, el salmo no solo nos sirve de ejemplo para saber a quien es efectivo recurrir en momentos de abrumadora aflicción sino que ademas de este ejemplo el salmo también nos sirve de ejemplo para saber que aunque nos sintamos solos, no estamos solos.

Considere cada uno su aflicción y entienda que aunque sea dura y pareciera todo ser muy negativo, no se encuentra solo. Clame a DIOS por sus infinitas misericordias.

Share this...

Deja un comentario