Razones bíblicas generales por las cuales Dios aflige | Thomas Brooks

Las razones y fundamentos generales que Dios ha establecido en Su palabra por las cuales aflige a Su pueblo deberían hacerlos guardar silencio y estar satisfechos bajo todas sus aflicciones, aunque Dios nunca satisfaga su curiosidad y les dé cuenta de otras causas ocultas que pueden estar encubiertas en los abismos de Su eterno conocimiento y de Su voluntad infalible. Las razones generales son estas:

  1. Para su beneficio: “Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad” (He. 12:10).
  2. Para la purificación de sus pecados: “Y volveré mi mano contra ti, y limpiaré hasta lo más puro tus escorias, y quitaré toda tu impureza.” (Is. 1:25).
  3. Para la reforma de sus vidas: “Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; mas ahora guardo tu palabra… Bueno me es haber sido humillado, para que aprenda tus estatutos” (Sal. 119:67, 71).
  4. Y para la salvación de sus almas: “Mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo” (1 Co. 11:32).
Share this...

Deja un comentario