Escuchad la salvación del SEÑOR

Isaías 55:3 Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David.

La invitación está dada, la puerta se encuentra abierta, todo el que quiera vivir venga al SEÑOR omnipotente y escuche con atención sus misericordias las cuales firmes son. Su pacto será eterno, no habrá quebrantamiento. No retrasemos más nuestra necesidad del SEÑOR, no rehuyamos a nuestra dependencia de salvación del TODOPODEROSO, prosigamos sin titubear, DIOS ha dispuesto perdón para los pecadores. Vengamos ante el SEÑOR con reverencia, con arrepentimiento genuino, atentos a sus palabras de vida.

Share this...

Deja un comentario