En nuestro corazón Su voluntad

Proverbios 3:1 Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos.

DIOS, hace eco de que consideremos sus mandamientos en todo momento, quiere que nuestra comprensión sobrepase el entendimiento simple y abstracto sobre ella o, mejor dicho, verla más allá del papel o piedra donde fueron escritas.

  • Deuteronomio 8:1 Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento….
  • Josué 1:7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó…

Debemos de tener firmemente claro que lo que DIOS quiere de nosotros es que sepamos cuál es su propósito. Cumplamos con Su voluntad:

  • Cumplir la voluntad de DIOS no es para gloria nuestra en medio de los hombres.
  • Cumplir la voluntad de DIOS es para hacernos ver diferentes. Pero, no como superiores.
  • Cumplir la voluntad de DIOS es para hacernos ver como conocidos en nuestros caminos. Pero sin jactancia.
  • Cumplir la voluntad de DIOS es con la objetividad de buscar la gloria de DIOS.

Sí, Cumplimos la voluntad de DIOS haremos evidente a la humanidad lo que DIOS mismo ha hecho por nosotros y en cada uno de nosotros. Sí, cumplimos la voluntad de DIOS haremos evidente que hemos venido a ser sus hijos Salmo 40:8.

Demostrar esa gracia que DIOS mismo ha derramado en nosotros hará notoria la transformación que muchas veces es anhelada ver por muchos incrédulos en todos los que se dicen llamar cristianos. Procuremos no olvidar Su voluntad y nuestros corazones guarden Sus mandamientos.

1 Juan 2:4 El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él.

Share this...

Deja un comentario