El SEÑOR nos dejó ejemplo

Filipenses 3:17 Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros.

El apóstol Pablo motiva a los hermanos de Filipos a seguir su ejemplo, e insta a observar a los demás que se conducen de igual manera, el apóstol Pablo no sugiere su ejemplo como una causa para vanagloria, lo hace porque sabe y conoce su motivación y es que el apóstol fue confirmado por el SEÑOR mismo como alguien que debía de padecer por Su causa, Hechos 9:16 porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre. Por tanto, consideremos que no están demás las palabras del apóstol Pablo cuando dice Gálatas 6:17 De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús. Nosotros no estamos llamados a observar las escrituras como un simple libro de lectura o de motivación para progresar económicamente, estamos llamados para observar lo que DIOS pide y requiere de nosotros, estamos llamados para hacer Su voluntad determinada en las escrituras, las escrituras son Sus demandas y ellas están repletas de ejemplos de lo que es bueno y es malo y de lo requerido por Él para Su gloria. Por lo cual, cuidemos de nuestro diario caminar y que Su glorioso nombre sea siempre reflejado en nosotros como hechura suya.

Efesios 2:10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Share this...

Deja un comentario