El peligro de pecar para librarse de las aflicciones | Thomas Brooks

Así como es algo imposible, así mismo es algo muy perjudicial y muy peligroso intentar pecar para librarse de las aflicciones. Pues al tratar de pecar para librarse de sus aflicciones, pecarán cayendo en muchas aflicciones, como les sucedió a Jonás y Jacob. Y al empeñarse en pecar para tener menos aflicciones, pecarán para tener mayores aflicciones, como le sucedió Saúl. Y al esforzarse por pecar para escapar de las aflicciones exteriores, pecarán para caer en aflicciones y angustias interiores, que son las más dolorosas y tristes de todas las aflicciones, como le sucedió a Spiera, Jerónimo de Praga, Bilney y otros. Ha habido algunos que, al empeñarse en pecar para liberarse de sus sufrimientos presentes, han pecado para caer bajo tales horrores y terrores de conciencia, de tal manera que no podían comer, ni beber, ni dormir, sino que han estado dispuestos a imponerse violentamente las manos sobre sí mismos.

Share this...

Deja un comentario