El amor de una madre | Catherine H. Waterman

¡El amor de una madre! Es una luz estable que brilla sobre nuestro cansado camino, una estrella en medio de las nubes de la noche y un fuego que no se apaga y que siempre llamea.

¡El amor de una madre! Es un poder de protección a través del bien y el mal dondequiera que vayan los pasos del que está lejos, un riachuelo incesante, fluido y brillante, y una fuente de esperanza.

¡El amor de una madre! Susurra primero sobre la cabeza del bebé acunado, y cuando esa flor humana brota, su seno sigue siendo la cama de esa florecita.

Cuando nuestro resplandeciente día de verano ha pasado y las nubes oscuras de otoño yacen encima, esa bendición más querida —el amor de una madre— permanece alrededor de nosotros hasta el final.

¡Con qué frecuencia deambulan nuestros pasos a través del reluciente y atractivo laberinto del placer, olvidando las relaciones del hogar y todas las alegrías de los días anteriores! Pero hay un encanto que los trae de vuelta. Y como la paloma errante y cansada, el corazón busca el rastro de su infancia hacia esa arca —el amor de su madre.

Share this...

Deja un comentario