Dios es mejor | Thomas Brooks

La mejor misericordia no es demasiado buena para el mejor Dios. Lo mejor de lo mejor no es lo suficientemente bueno para Aquel que es la bondad misma. El mejor hijo, el mejor cónyuge, mejor amigo o la mejor joya de toda tu corona debe ser fácilmente resignado a tu mejor Dios. No hay misericordia, ni gozo, ni contentamiento digno de Dios, sino lo mejor. La leche de la misericordia es para los demás, pero la crema de la misericordia es debida a Dios. Las flores más excelentes, más hermosas y más dulces son las más adecuadas para el pecho de Dios. Si él toma la mejor flor de todo el jardín y la planta en un mejor suelo, ¿tendrías algún motivo para murmurar? ¿Acaso no permanecerías en silencio ante el Señor?

Share this...

Deja un comentario