Agradando con temor y reverencia

Hebreos 12:28 Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia.

Que Nuestra reverencia a DIOS sea sin condiciones. Hebreos anima a los seguidores de Cristo a ser agradecidos comportándonos con temor y reverencia, porque nuestra esperanza está puesta en un reino inconmovible; un reino en el cual ningún hombre ha trabajado nunca. No menospreciemos este regalo tan grande por el cual ninguno de nosotros tiene mérito alguno. Seamos totalmente agradecidos, entendiendo que nos debemos al SEÑOR porque ha tenido cuidado de nosotros. Perseveremos con fe en Jesucristo, adorémosle y tengamos presente nuestro futuro eterno con DIOS.

Share this...

Deja un comentario