2 Reyes 1:13-14 Humillándonos ante el conocimiento de DIOS

2 Reyes 1:13-14 Volvió a enviar al tercer capitán de cincuenta con sus cincuenta; y subiendo aquel tercer capitán de cincuenta, se puso de rodillas delante de Elías y le rogó, diciendo: Varón de Dios, te ruego que sea de valor delante de tus ojos mi vida, y la vida de estos tus cincuenta siervos. He aquí ha descendido fuego del cielo, y ha consumido a los dos primeros capitanes de cincuenta con sus cincuenta; sea estimada ahora mi vida delante de tus ojos.

El capitán de este escuadrón demuestra que su conocimiento sobre Elías no era denominado por la superficialidad supo no solo identificar a Elias como quien era sino también supo humillarse ante él, la aptitud de este capitán es muy importante considerarla ya que nos demuestra la gran diferencia entre tener conocimiento pero actuar conforme al conocimiento, esto lo vemos reflejado en los capitanes anteriormente enviados por el rey Ocozías a Elías quienes sabían quien era Elias pero no actuaron conforme a ese conocimiento:

  • Verso 9, Y el capitán le dijo: Varón de Dios, el rey ha dicho que desciendas.
  • Verso 11, Y le habló y dijo: Varón de Dios, el rey ha dicho así: Desciende pronto.

La petulancia sobre el conocimiento que se adquiere y se mal utiliza puede llegar a afectar nuestro entendimiento sino es usado de forma debida, cada uno de nosotros debe actuar conforme a ese conocimiento que tiene de DIOS ya que si lo mal utilizamos pueda ser que nos suceda lo mismo que le sucedió a estos dos primeros capitanes que fueron a Elías:

  • Versículos 10 y 12: Y le respondió Elías y dijo: Si yo soy varón de Dios, descienda fuego del cielo, y consúmate con tus cincuenta. Y descendió fuego del cielo, y lo consumió a él y a sus cincuenta.

Roguemos al SEÑOR que nos ayude a humillarnos ante Él, tomando en cuenta que es el creador de esta tierra y que nosotros somos producto de sus manos, sabiendo que un día volveremos al polvo y el alma a Él.

Y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio Eclesiastes 12:7.

Share this...

Deja un comentario